Pruebas para demostrar que es crimen político

El PC será querellante por el femicidio de Florencia Gómez 

Pagina 12

La mujer de 35 años asesinada el 12 de octubre en San Jorge era una destacada militante de la Federación Juvenil Comunista, que pide aportar en la causa 

Florencia era una destacada militante de la Federación Juvenil Comunista
Florencia era una destacada militante de la Federación Juvenil Comunista 

El Partido Comunista de Argentina se presentará este viernes como querellante en la causa por el femicidio de María Florencia Gómez Pouillastrou en San Jorge. La mujer de 35 años, y que tenía dos hijas pequeñas, fue asesinada el 12 de octubre pasado, y su cuerpo fue encontrado en un camino semi rural. «La intención de la presentación es apurar y empezar a mover las acciones, aportar a la investigación», expresó la vocera de la Federación Juvenil Comunista, La Fede, Ayelén Beigbeder. La semana pasada se sumó el fiscal Omar de Pedro para aportar a la investigación junto al funcionario judicial de la zona, Carlos Zoppegni. «Valoramos esta incorporación como muy positiva, ya que aporta sensiblemente a la concreción de nuestra búsqueda y anhelo: que se haga justicia», expresó en ese momento la familia de la víctima. Si la presentación es aceptada, sería la primera vez que un partido político querella por femicidio. «Flor era parte de la comisión de géneros de la Fede, tuvo un rol muy destacado en febrero de este año cuando hicimos el campamento en San Jorge», relató Ayelén, quien subrayó que el femicidio es un crimen político, basado en una asimetría de género. «Queremos despegarlo del ámbito privado y plantearlo como el problema social que es», agregó.  

Una de las medidas que esperan poder impulsar desde la Fede es un segundo peritaje de la autopsia, con un médico legista designado por la querella. «La idea nuestra es aportar, nunca entorpecer, y que la investigación avance», dijo la militante de la Fede. Y planteó las medidas que consideran necesarias. «No se preservó correctamente el lugar donde encontraron el cuerpo de Flor, y estamos esperando el resultado de las cámaras de la calle donde ella había ido a caminar. Esperamos que la Fiscalía pida más cámaras de seguridad porque creemos que las que han pedido no son suficientes. El único dato que arrojan es que Flor entra caminando sola ahí», expresó Beigbeder, y puntualizó que la intención es «aportar de manera más contundente que se periten cámara».» Tenemos cierta urgencia para que nos acepten la querella, porque las cámaras se graban y después se filma encima, la filmación está disponible por un tiempo limitado», detalló.

María Florencia Gómez Pouillastrou había salido a caminar, como todos los días, a primera hora de la tarde del feriado del 12 de octubre. Había dejado a sus dos hijas pequeñas al cuidado del padre, el concejal de San Jorge Lisandro Schiozzi. Como no atendía el celular, y eso era rarísimo, rápidamente comenzaron a buscarla. Poco después encontraron su cadáver. Al día siguiente, Zoppegni subrayó «la saña» con la que fue asesinada, de un golpe en la cabeza.

Sobre los motivos para ser querellantes, Beigbeder consideró que «son muchos». «A nivel político creemos que los femicidios no son como en algún momento se quisieron proponer, crímenes pasionales, situaciones personales, individuales o domésticas, porque hay un accionar sistematizado», puntualizó, y graficó con los 150 femicidios contabilizados en 210 días desde el comienzo del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio, el 20 de marzo, según el relevamiento de La Casa del Encuentro. «Hay un movimiento feminista que se levantó, las mujeres venimos de siglos de opresión y estamos tomando otros roles políticos, y entendemos que hay una acción sistematizada, no orquestada por una persona, pero sí sistematizada en cuanto a las relaciones sociales propuestas por el capitalismo y el patriarcado. Y eso deriva en femicidios», desarrolló la vocera de la Fede. 

Sobre Flor, subrayó que «era una dirigente política muy importante, estuvo a 327 votos de haber sido electa como concejala». De hecho, Flor organizaba un merendero, hacía talleres, tenía distintas actividades políticas y sociales. Era una persona «muy querida» tanto en San Jorge como en Carlos Pellegrini, de donde era oriunda (a sólo 20 kilómetros de su lugar de residencia). «Sabemos que está todo el pueblo conmovido, y toda la zona está muy atenta. Hay sobradas razones para plantear que se haga una investigación amplia y que no quede como un femicidio más, no vamos a dejar que eso pase», prometió Beigbeder.